Clínica Sana Fisioterapia

Tu centro de fisioterapia y ejercicio terapéutico en el barrio Polígono – Laviada, en Gijón

Clínica SANA

Conoce nuestra clínica

La fisioterapia busca el bienestar global del paciente, aplicando diferentes métodos y técnicas científicamente demostrados. El fisioterapeuta interviene cuando el paciente ha perdido, o encuentra alterada, una función del movimiento corporal, lo que le impide llevar una vida normal, ya sea temporal o permanentemente.

El movimiento es una cualidad humana y una expresión de salud

Nuestra finalidad es encontrar una sinergia del movimiento y funcionamiento de todos los sistemas de nuestro cuerpo, intentando recuperar sus funciones físicas normales mediante un tratamiento personalizado, con profesionales titulados y colegiados.

La fisioterapia busca el origen del problema de salud. Una de nuestras técnicas de tratamiento son los masajes terapéuticos, pero nuestra intervención es muy diferente a la de un masajista o quiromasajista: nosotros somos los únicos capacitados para el tratamiento de los pacientes.

Tras años de experiencia, hemos observado que la mayoría de los pacientes acuden a la consulta cuando el dolor ya les impide realizar una vida normal. De este modo, observamos que el tratamiento es más doloroso y que suele requerir más tiempo lograr la completa recuperación del paciente. Por este motivo, insistimos mucho al paciente en el trabajo diario en casa, mediante estiramientos y ejercicios que nosotros le enseñamos, así como en el mantenimiento del tratamiento de fisioterapia cada cierto tiempo, aunque no aparezca de nuevo el dolor.

En SANA Fisioterapia, damos mucha importancia al trato con el paciente. Desde que cruza nuestra puerta, nos interesamos por su percepción, su dolor, su estado general, cómo describe su situación, cómo esta afecta a su vida, etc. Nadie mejor que el propio paciente para saber lo que le molesta y hasta qué punto le duele. Por esta razón, la primera consulta siempre incluye una entrevista extensa con el fisioterapeuta, lo que nos permite recopilar una gran cantidad de información esencial.

Los pacientes acuden a nosotros para que les ayudemos a estar bien; esta profesión implica vocación y preocupación por el bienestar de los demás. Para nosotros, es fundamental escuchar al paciente, empatizar, ponernos en su lugar.